Saltar al contenido
Portada » Blog » ¡Bienvenido!

¡Bienvenido!

Bienvenido amado amigo,

A través de los registros disponibles en este sitio web es que con gusto informaremos sobre la obra del Señor para la que nos hemos preparado en ir y hacer, así como también proporcionar a nuestros lectores contenido valioso para sus esfuerzos de edificación, exhortación y evangelización.

Garland Elkins, un amado hermano en Cristo, y quien fuese instructor en Memphis School of Preaching,, un gran mentor y amigo, pero sobre todo, un fiel y humilde siervo de Dios escribió:

Somos siervos de Cristo con el mensaje de salvación que es necesario y vital. “Porque no me avergüenzo del evangelio, porque es poder de Dios para salvación a todo aquel que cree; al judío primeramente, y también al griego” (Romanos 1:16). Mi papel y responsabilidad como Cristiano es, en la medida de mi capacidad, predicar el evangelio a toda criatura y estar dispuesto a hacerlo con el sacrificio y la dedicación que esto requiere. Tanto el mensaje del evangelio como el mensajero del evangelio son importantes. Debemos predicar la gracia de Dios, pero también debemos predicar la necesidad de que todos cumplan obedientemente con los requisitos de esa gracia. En otras palabras, debemos obedecer las condiciones de esa gracia: debemos obedecer el evangelio.

Garland Elkins, p. 182-183

El hermano Elkins predicó durante más de 60 años durante su vida. Ciertamente era un hacedor de la palabra, y no solo un oidor (Santiago 1:22). La cita anterior le brinda al lector palabras hermosas, simples y poderosas de lo que debe ser no solo nuestro objetivo, sino nuestro propósito en esta vida. Nunca debemos avergonzarnos de predicar la Palabra de Dios al mundo entero. No es un trabajo fácil. Siempre habrá personas dispuestas a criticar y destruir el trabajo que se está realizando. No debemos buscar agradar a la gente, sino hacer la voluntad y el trabajo que nuestro Dios nos ordenó hacer. El apóstol Pablo escribió: “Pues, ¿busco ahora el favor de los hombres, o el de Dios? ¿O trato de agradar a los hombres? Pues si todavía agradara a los hombres, no sería siervo de Cristo” (Gálatas 1:10).

Seamos los valientes soldados de nuestro Dios, recordando que “no tenemos lucha contra sangre y carne, sino contra principados, contra potestades, contra los gobernadores de las tinieblas de este siglo, contra huestes espirituales de maldad en las regiones celestes” (Efesios 6:12).

El tiempo se acerca y estamos casi listos para regresar a Panamá, con toda nuestra voluntad de hacer nuestro mejor esfuerzo para servir y glorificar a nuestro Padre celestial en todo lo que hacemos. Te necesitamos y queremos que seas parte de este trabajo, así que por favor, continúa siguiéndonos, apoyándonos, animándonos y orando por nosotros, teniendo en cuenta que la “oración eficaz del justo puede mucho” (Santiago 5:16).

Gracias, y Dios te bendiga grandemente en todo lo que haces.

En amor fraternal,
Marlon, Jacky y Jonathan.

Referencias

Elkins, Garland. «My Role In Evangelism.» Family, Church, And Society Restoration And Renewal – Sixtieth Annual Freed-Hardeman University Lectureship. Ed. David L. Lipe. Henderson, TN: Freed-Hardeman University, 1995.

Este artículo ha sido visto | This article has been viewed:

1 vista
Etiquetas:

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

A %d blogueros les gusta esto: