Saltar al contenido
Portada » Blog » Hasta Que Venga Siloh

Hasta Que Venga Siloh

Por Caleb Colley, traducido con permiso por Marlon Retana.
El artículo original, en inglés, se encuentra en este enlace.


En Génesis 49, leemos sobre como Jacob bendijo a sus doce hijos y sus familias, y profetizó sobre lo que les sucedería a sus familias en el futuro. Una frase muy curiosa ocurre en el versículo 10 donde Jacob dice, al hablar de la herencia de uno de sus hijos,

“No será quitado el cetro de Judá, ni el legislador de entre sus pies, hasta que venga Siloh; Y a él se congregarán los pueblos”.

El versículo claramente significa que un representante de la tribu de Judá, un “judío”, gobernaría hasta la llegada de “Siloh”. Es ampliamente reconocido que “Siloh”, que probablemente significa “pacífico” (Smith’s Bible Dictionary), o “el que es enviado” (Hitchcock’s Bible Names Dictionary), denota al Mesías, Jesucristo. Cualquiera de los dos significados de “Siloh” encaja, porque Jesús es llamado “Príncipe de Paz” (Isaías 6:9) y ciertamente es “el que es enviado” por el Padre para salvar al mundo de sus pecados (ver Juan 12:44-45, 49).

Entonces, ¿qué significaba la profecía de Jacob sobre Siloh? Wayne Jackson comenta sobre este pasaje:

Los hechos históricos son estos. La soberanía sustancial de la nación [es decir, la nación de Judá que lleva el nombre de la tribu, CC] nunca cesó hasta que Herodes Arquelao fue destituido de su cargo. El hijo inicuo de Herodes el Grande, Arquelao, “reinó” sobre los hebreos hasta que fue depuesto en el año 6 d.C. (ver Mateo 2:22). Los judíos en adelante fueron gobernados por los romanos a través de una serie de procuradores, uno de los cuales fue Poncio Pilato. Por lo tanto, está claro que cuando los romanos tomaron el control directo sobre los judíos, el poder hebreo “gobernante” (“cetro”) había desaparecido completa y permanentemente… ¡“Siloh” (el Mesías) había llegado! Su aparición no espera el futuro”[1].

La tribu dominante de Judá gobernó al menos en el sentido de que el rey David y los reyes posteriores provenían de esa tribu. “Judío” es una forma corrupta de la palabra “Judá” y se refiere a la gente del reino del sur de Judá y Benjamín tras la trágica discordia de la que leemos según 1 Reyes 12 (Nave’s Topical Bible). El hecho de que los judíos mantuvieran su relativa independencia política hasta poco después del nacimiento de Jesús, cuando Judá fue reducido al estado de una provincia romana, lleva inevitablemente a la conclusión de que Jacob pretendía profetizar acerca de Jesús y proporcionar un indicador definitivo. acerca de quién sería el Hijo de Dios.

Además, el cumplimiento de la profecía de Jacob significa que aquellos judíos étnicos que todavía están esperando al Mesías hoy están lamentablemente equivocados. Es imposible que Siloh venga en este momento o en el futuro, porque el gobierno de Judá terminó hace poco más de 2000 años. Si rechazamos a Jesús, entonces no tenemos excusa. Que estemos preparados para mostrarles a otros la evidencia de que Jesús realmente es quien clamaba ser.

Referencias

[1] Wayne Jackson, Has the Messiah of the Old Testament Come?, https://www.christiancourier.com/articles/1085-has-the-messiah-of-the-old-testament-come

Este artículo ha sido visto | This article has been viewed:

54 vistas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

A %d blogueros les gusta esto: