Portada » Blog » ¿Haciendo Discípulos o Solamente Bautizando?

¿Haciendo Discípulos o Solamente Bautizando?

Por Ben Giselbach, traducido y adaptado con permiso por Marlon Retana.
El artículo original, en inglés, se encuentra en este enlace.


Muchos Cristianos tienen una comprensión incompleta de la “Gran Comisión”, el mandato de Cristo de hacer discípulos a todas las naciones (ver Mateo 28:18-20). Ellos equiparan ‘bautizar’ con ‘hacer discípulos’ y, al hacerlo, reducen el poderoso acto de conversión a simplemente ser sumergido en agua.

El Bautismo Es Esencial Para Ser Salvo.

Por favor, no malinterpretes: el bautismo es esencial para la salvación. Mi intención no es reducir este elemento crucial del perfecto plan de salvación de Dios, sino ponerlo en su perspectiva adecuada.

Pedro le dijo a la multitud en el Día de Pentecostés “Arrepentíos, y bautícese cada uno de vosotros” para “perdón de los pecados” (Hechos 2:38). El pueblo de Samaria, cuando oyó y creyó el mensaje de Felipe acerca de Cristo, “se bautizaban” (Hechos 8:12). El tesorero etíope no se regocijó hasta que fue bautizado (Hechos 8:38-39). Ananías le ordenó a Pablo que lavara sus pecados al ser bautizado (Hechos 22:16). Cornelio y su casa fueron bautizados (Hechos 10:48), y negar el bautismo habría sido negarse al Señor mismo (Hechos 10:47). Lidia fue bautizada al creer en el Evangelio (Hechos 16:15). El carcelero de Filipos, junto con su familia, fueron “bautizados [inmediatamente]” (Hechos 16:33). Los Corintios “creyeron y fueron bautizados” (Hechos 18:8). Los hombres en Éfeso fueron rebautizados al enterarse de las deficiencias de sus primeros bautismos (Hechos 19:5).

¿Existe alguna duda de que el bautismo es fundamental? Aun así, muchos minimizan erróneamente el bautismo a una mera demostración de creencia “externa”, ¡una doctrina que no está respaldada por las Escrituras!

El Bautismo Solo No Salva.

Aunque es esencial, el bautismo por sí solo nunca salvó a nadie. El pleno cumplimiento de la Voluntad de Dios es la forma en que se recibe el don gratuito de la gracia de Dios.

Inicialmente, uno entra en Cristo por medio del bautismo (ver Romanos 6:4), pero la salvación requiere que uno se niegue “a sí mismo, tome su cruz cada día, y” siga a Cristo (Lucas 9:23).

Mientras que los pasos para la salvación incluyen oír el Evangelio (ver Romanos 10:17), creer y confesar esa creencia (ver Marcos 16:16; Romanos 10:10), arrepentirse y ser bautizado (ver Hechos 2:38; 1 Pedro 3:21), obedecer realmente el Evangelio requiere algo mucho más profundo. El hombre debe ser muy consciente de su pecado (ver Hechos 2:37; 2 Corintios 7:10), y debe reconocer que la única solución a su problema del pecado es nacer en Cristo (Juan 3: 5; Romanos 6:4; Gálatas 2:20) y posteriormente “andar en la luz” por el resto de su vida (1 Juan 1,5-7). La base de ser (y permanecer) salvo – la motivación detrás de la obediencia al Evangelio – debe ser siempre un amor y una pasión incondicional por Dios (Lucas 10:27).

Si solo estamos enseñando los pasos de la salvación, mientras descuidamos hablar sobre el pecado, el arrepentimiento genuino, cómo “andar en la luz” y cómo amar a Dios, no estamos haciendo discípulos, ¡solo estamos bautizando!

La “Gran Comisión” Se Trata De Un Discipulado Completo.

¿Cuántos has conocido que se bautizaron, pero al final regresaron al mundo? ¿Se les enseñó el significado del verdadero discipulado? ¿Entendieron realmente por qué se bautizaron? Si solo estamos enseñando el bautismo, en lugar del discipulado, ¡es mejor que no enseñemos el bautismo en absoluto! De lo contrario, solo estamos preparando almas para el fracaso. Pedro escribió,

“Porque mejor les hubiera sido no haber conocido el camino de la justicia, que después de haberlo conocido, volverse atrás del santo mandamiento que les fue dado”

2 Pedro 2:21.

Lo que tenemos que enseñar es la definición de discipulado de Jesús:

“Y decía a todos: Si alguno quiere venir en pos de mí, niéguese a sí mismo, tome su cruz cada día, y sígame”

Lucas 9:23.

¿Qué Significa Ser Discípulo De Jesús?

  • Significa ser fiel (“… tomar su cruz cada día …”). No estamos en el negocio de hacer seguidores tibios y apáticos.
  • Significa seguir a Jesús hasta el sufrimiento. Se promete persecución a todos los cristianos (véase Juan 15:20; 2 Timoteo 3:12). ¿Le estamos diciendo a la gente que ser Cristiano no es exactamente un juego de niños?
  • Significa estar dispuesto a romper las relaciones con los demás. ¿Estamos enseñando que a menos que las personas amen a Jesús más que a sus propias familias, no pueden ser sus discípulos (Mateo 8:22; Lucas 14:26)?
  • Significa estar dispuesto a romper las relaciones de uno con las posesiones. Dios odia la idolatría de la carne, y seguir a Su Hijo cortará el corazón del materialismo (Mateo 19:21; Lucas 14:33; Lucas 19:8-9).
  • Significa estar dispuesto a romper la relación con la vocación. ¿Estamos advirtiendo a las personas que Jesús puede exigirles que cambien su vocación (ver Marcos 2:14)? En otras palabras, no podemos permitir que nada obstaculice nuestra capacidad de servirle.

Ser Discípulo Tiene Un Costo, Pero Vale La Pena.

El Cristianismo te costará, pero el costo vale la eternidad con Dios en el Reino de los Cielos. Necesitamos ayudar a otros a calcular el costo de conversión.

“Porque ¿quién de vosotros, queriendo edificar una torre, no se sienta primero y calcula los gastos, a ver si tiene lo que necesita para acabarla? … ¿O qué rey, al marchar a la guerra contra otro rey, no se sienta primero y considera si puede hacer frente con diez mil al que viene contra él con veinte mil?”

Lucas 14:28, 31.

Las palabras de Jesús deben resonar en nuestras mentes: “…En el mundo tendréis aflicción; pero confiad, yo he vencido al mundo” (Juan 16:33).

No soy Cristiano porque es fácil. Soy cristiano porque Jesús ha vencido al mundo. Por eso estoy haciendo discípulos, no solamente bautizando.

2 comentarios en «¿Haciendo Discípulos o Solamente Bautizando?»

  1. Damián Francisco González

    Muy buenos días mi hermano, Dios les bendiga y guarde siempre, muchas gracias por compartir el mensaje de Dios, me gustaría seguir recibiendo estos mensajes, aquí tiene mi correo.
    Muchas gracias y que Dios nuestro Señor y Salvador les siga bendiciendo en gran manera.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *