Saltar al contenido
Portada » Archivo de Marlon Retana » Página 3

Marlon Retana

Costarricense casado con panameña y padre de un gran muchacho. Predicador del Evangelio, y graduado de Memphis School of Preaching (2016). Actualmente sirve como Director de la Escuela Bíblica en Línea.

Thinking About Our Children

Let us not be fearful when it is the time to educate and discipline our children, even the world will thank us afterward. They will be God-fearing men and women, respectful of His word, and doers of good works. They will be responsible not only in their studies but also in their professions and in the homes they will make. They will be good examples not only to society but also to their children and grandchildren.

Pensando En Nuestros Hijos

No temamos al momento de educar y disciplinar a nuestros hijos, incluso el mundo nos lo agradecerá después. Serán hombres y mujeres temerosos de Dios, respetuosos de Su palabra, y hacedores del bien. Serán responsables no solamente en sus estudios, sino también en sus profesiones y en los hogares que ellos formarán. Serán buenos ejemplos no solo para la sociedad, sino también para sus hijos y nietos.

Influenciadores Por Cristo

Jesucristo nos ordena a ser luz, y que esa luz alumbre delante de los hombres, para que vean nuestras buenas obras (Mateo 5:14-16). Él mismo nos afirma por qué deben llevarse a cabo estas buenas obras, para glorificar a nuestro Padre que está en los cielos. El Cristiano debe hacer el bien, no por el simple propósito de ser visto por otros, y que piensen “oh, que buena persona”, sino porque es lo correcto…

Influencers For Christ

Jesus Christ commands us to be light, a light that shines before men, that they may see our good works (Matthew 5:14-16). He tells us why these good works must be carried out, to glorify our Father who is in heaven. The Christian must do good, not for the simple purpose of being seen by others, so they think “Oh, he/she is such a good person,” but because it is the right thing to do…

The Recipe of True Worship

I am the kind of person that likes to eat but does not cook, however, when I cook (which is not often) I do my best to follow the recipe entirely, especially the proportion of the ingredients. I read somewhere that recipes are for cooks what formulas are for chemists. Think about it, how disastrous could be the result of a chemist when he adds, changes, or omits a component

La Receta de la Adoración Verdadera

Soy el tipo de persona a la que le gusta comer pero no cocina, sin embargo, cuando cocino (que no es frecuente) hago todo lo posible por seguir la receta por completo, especialmente la proporción de los ingredientes. Leí en alguna parte que las recetas son para los cocineros lo que las fórmulas son para los químicos. Piénsalo, ¿qué tan desastroso podría ser el resultado de un químico cuando agrega, cambia u omite un componente?

Can We Stop Gossiping?

While I usually write to all mankind, I want to address this article to members of the Lord’s church. Yes, dear brothers and sisters in Christ, this is for us. Stop and think for a moment, how much damage does gossip make to the church?

¿Podemos Dejar de Chismear?

Aunque por lo general escribo para toda la humanidad, quiero dirigir este artículo a los miembros de la iglesia del Señor. Sí, amados hermanos y hermanas en Cristo, esto es para nosotros. Deténte y piensa por un momento, ¿cuánto daño hacen los chismes a la iglesia?

Un Siervo Bueno y Fiel

En esta ocasión estaremos estudiando brevemente acerca de un siervo bueno y fiel, y no, no estaremos estudiando la Parábola de los Talentos tal como registra el inspirado apóstol en Mateo 25. Hay tantas enseñanzas que podemos tomar de las parábolas que a veces nos enfocamos solamente en la imagen general y no en pequeños detalles.

Una Deuda Impagable (Mateo 18:26)

En una de sus parábolas, Jesús habló de cierto rey, quien, al examinar sus registros financieros, descubrió a un deudor que le debía la asombrosa suma de diez mil talentos … Cuando el siervo fue llamado a rendir cuentas por esta deuda, él prometió: “Señor, ten paciencia conmigo, y yo te lo pagaré todo.” ¿Fue realista su promesa?